Lo mejor de nosotros (en el gym)

Ayer fui a la clase de Latino, para los que se preguntan si todavia sigo en el gym, contesto: “Si, si, tengo que canalizar todo lo que como! 🙂 “

Asi que ayer, apesar de mis cero ganas de ir; ahi estaba enfrentando a una chinita para la clase de Latino.

Qué hace un Chinita ahi? Reemplazando a la brasilera que creo extrañaba la caipirinha y se volvio unos meses pa’ Brasil.

Particularmente la clase de ayer me parecio dificil.

Yo, que vengo del area del sofa y los libros, de la tele y la playstation, ayer no podia poner los pies en movimiento. Y me parecia que esta chinita lo único que hacia era volar y agitar sus flaquiiisimos brazos cual mariposa (y yo me sentia mas bien cual ganzo tratando de apenas despegar!).

Y, ahi estaba, tratando de seguir a mis compañeros (que parecian no tener ningun problema con la coreografia) y tratando de no lucir como una bolsa de arena que no se movia ni para adelante ni para atrás.
Todos levantaban la mano derecha, yo todavia me quedaba pensando cual de las dos era la derecha, y asi con cada parte del cuerpo!

Entonces, ante esta situacion, qué hacer???

Lo primero que se me vino a la mente fue una puteada. Pero una grande, viste de esas que puteas a todos?
Bueno, empecé con la chinita y la puta madre que te pario y seguí con la malayita al lado mio y anda a la concha de tu madre.

Despues de adoptar esta actitud; me di cuenta que era liberadora, pero un tanto agresiva.

Asi que la segunda opcion fue: “maa, si, yo me voy a la mierda de aca!”.

Pero, justo cuando ya me estaba como acercando (y haciendo que “bailaba”) hacia la puerta algo me detuvo. No se si es que me pesaban las zapatillas, si la chinita se me metio en la mente o que pero, algo dijo, “Vamos, no seas maricona, segui intentando, te vas a ir justo ahora?”.
Y asi es que paso a paso, mi cara de “odio a todos” paso a ser cara de concentracion y mis pies de estar estancados en el piso cual estatuas empezaron a moverse (lentamente).

Sin embargo, despues de 20 min (y mucha transpiración), estaba haciendo la coreografia como todos los demas, levantando la mano derecha a tiempo (bueno a veces mi ansiedad me puede mas y lo hago unos segundos antes que todos, pero en general a tiempo), sonriendo y terminando junto con todo el grupo. EXCELENTE!!

Al terminar, agarre mi botellita de agua y me fui sonriendo (y diciendo por lo bajo: “Toma, hija de puta!”). 🙂

Lecciones que aprendi ayer:

1. Si no te sale, TRY HARDER! Eso significa, INTENTALO DE NUEVO! MAS VECES! MAS FUERTE!

Lo que parecia un vuelo de una mariposa que nunca podia seguir se convirtio en una rutina de pasos perfectamente identificables y seguibles (o por lo menos en su mayoria).

2. HAVE FUN! DIVERTITE!

Creo que cuando deje de tener cara de enojada y empece a sonreir (y reirme cuando me equivocaba), la energia cambio.

3. No putees tanto, sos una dama! (diria mi mama y mi ex jefe) pero al Carajo! Suena taan lindo. 🙂

Por ultimo, y para entrar en el animo Olimpico los dejo con un video sumamente inspirador, que invita a seguir, a ir para adelante, llevando nuestra propia llama (interior) siempre encendida. (a mi me encanto!)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*