No tan distintos…

Empiezo a escribir pensando en eso, en que al final no somos tan distintos.
Despues de estar un mes aca uno puede decir que…
1. sentimos lo mismo cuando amamos a alguien y esos nervios al querer decir el primer “te amo”.
2. sentimos lo mismo cuando intentamos algo y tenemos miedo de fallar y estamos aprendiendo como manejar la presión.
3. sentimos lo mismo al hablar con nuestras madres/padres, que “mi familia está loca” lo escuche en aleman, ingles, español y hasta chino.
4. Que al finar la historia de la humanidad, puede ser también la historia de un solo hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*