Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos!

Como bien dijo Neruda.
Todo esta terminando, ya estoy camino a casa pero con esa frase resonando en mi cabeza.

Yo, la de entonces, ya no soy la misma!

🙂

Hasta luego!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*