Relatos Archive

9 cosas que podrían pasar en cuarentena:

1. Vuelve el fútbol pero virtual, lo ves a Messi entrenando para después sentarse en su mega sillón de mil millones de euros para jugar en su Messi Virtual en la FIFA. Los que ven están atentos, cada vez que hace un gol se hace una foto virtual con diez mil quinientos diez fans que

Ese y Gato

Esta es la historia de Ese que en realidad se llama Shuen y cuando vino acá a Buenos Aires lo anotaron bien porque le dieron la compu a él para que se escriba su nombre y él sí sabe su nombre. El tema fue en el supermercado. Ahí cuando le preguntaban su nombre y él

Noche Electrónica

–¿Querés? Tomá que te abre la garganta–. El pelado al lado mio extiende los dedos largos sobre su garganta, abre bien los ojos y me pasa la lata de cerveza que siento deliciosamente fria en mi mano. Tomo. Me da para que convide a mis amigos. Le da una palmada en el hombro a mi

El novio de Mamá/Las Novias de Papá

El novio de mamá Cuando mamá escucha a Sandro pone una cara especial. Mira hacia arriba, arruga un poco los ojos, canta suavecito y mueve lento la cabeza. Cuando mamá habla de Sandro le dice «mi negrito», y hora que murió, dice «pobre mi negrito» y aprieta un poco los labios. Mi primer recuerdo de

La culpa es de Houellebecq

La culpa es de Houellebecq Estuve pensando en Houellebecq, en el sexo y en el taller. Ayer en terapia lo hablaba. ¿Necesito ir a un lugar que me digan “pero qué bien que escribís”? Ser escritor es elegir el camino de lo incierto. Es no tener idea si estás en la mitad de la cancha

9 lugares donde enterraria mis manos

9 lugares donde enterraría mis manos 1. Abrir una lata. Olerla, una, dos, tres veces. Y después meter la mano adentro. Dejar que los dedos se impregnen de color. Pasearlos, revolearlos. Nuestra primera casa la pintamos de verde. 2. No es aire, no es agua. La podés tener pero no la podés agarrar muy fuerte

«Solos en la Noche» – Nuevo cuento

Este año volví a participar de la muestra de El Cuaderno Azul, el taller literario al que voy ya por dos años seguidos. Esta vez me animé y escribí algo futurista. Leelo acá, fijate qué hermosa la ilustración y después contame qué te pareció.

Abrazos

En 21 días que estuve en Japón no abracé a nadie. Estoy segura. Se que a Yota le agarré el brazo y anduve un rato de la mano con Yuki pero abrazar, no abracé a nadie. Me acuerdo de mi primera presentación en la Universidad. Les miraba las caras tratando de entender si estaban contentos,

3.05 am (Sasha)

Antonio Rojas se despierta con tres gotas de transpiración en el medio de la frente. Abre los ojos. Siente el filo del cuchillo en la garganta. Sabe que si se mueve, se muere. Se agarra de la sábana, la aprieta. Cierra los ojos de nuevo. Vuelve a abrirlos. Se toca la garganta. No hay nada.

Nadie lee

La película es vieja, por la ropa debe ser de los ochenta. Está Michael Douglas enojado manejando. Su mujer lo dejó. Su amante está embarazada. Acaba de conocer a un escritor que tiene la mitad de años que él y el doble de talento. Su novela, la que todos están esperando, no va ni para